HymerCar Grand Canyon S

por | Vehículos

Los vehículos tipo camper no dejan de aumentar en su número de ventas, tal es la situación, que actualmente son pocos los fabricantes que no disponen de un modelo tipo camper en su catálogo. En la gran mayoría de los casos se trata de vehículos que utilizan como base el Fiat Ducato, debido a que las formas rectas de su carrocería permiten una fácil adaptación, además de disponer de un motor y una parte ciclo, con una fiabilidad más que contrastada. Sin embargo, cuando se trata de viajes de largo recorrido, los usuarios tienen una preferencia muy clara y se llama Mercedes-Benz. Lo eligen, ya no solo por una fiabilidad mecánica fuera de toda duda, o por su tracción trasera, que ofrece una mayor solvencia en terrenos con poca adherencia, sino por la gran facilidad para encontrar repuestos en cualquier rincón del mundo.

Consciente de esta demanda, el fabricante alemán de autocaravanas Hymer no ha querido ignorar a este grupo de viajeros y por ello ha añadido, en su gama de vehículos HymerCar, un modelo creado sobre la base del Mercedes Benz Sprinter, el Grand Canyon S.

Un viajero con canas

Decía un profesor que tuve hace años que “si algo funciona, no lo cambies”, y eso es lo que parecen haber pensado en Merdeces-Benz pues, la actual versión de su furgón Sprinter lleva desde el año 2006 en el mercado. El fabricante está anunciado que, en pocos meses, verá la luz una nueva y renovada versión, aunque hemos de decir que el furgón alemán ha sabido llevar bien el paso de los años.

Con menos de seis metros de longitud (593 cm) y de tres de alto (285 cm), el Sprinter sigue teniendo una línea muy actual, con un frontal cargado de personalidad, que ha sabido conservar la imagen del vehículo original, de 1995. Sin embargo, probablemente sea en las formas de la carrocería donde más penaliza el paso de los años, mucho menos rectas que los vehículos de su competencia, lo que no permite un aprovechamiento tan óptimo del espacio.

Potente y discreto

Nada obsoleto es su motor, un Mercedes-Benz 311 CDI, de 115CV, que cumple con los niveles de emisiones Euro 6 y que resulta más que suficiente para mover los 2.830 Kg de peso del Grand Canyon de HymerCar. Aún así, aquellos  viajeros que busquen unas mejores prestaciones podrán elegir, opcionalmente, entre el 314 CDI de 146CV, el 316 CDI de 163 CV o incluso un 319 CDI de nada más y nada menos que 190 CV.

La carrocería se encuentra terminada en un sencillo y discreto color blanco, pudiendo elegir entre otros tres colores pastel, y hasta siete metalizados, todos ellos como opción. En cualquier caso, pocos son los detalles que evidencian que se trata de un vehículo de ocio pues,  tanto las ventanas laterales y posteriores, como la del baño, todas ellas aisladas y con marco de aluminio, son francamente discretas. Quizás, su mayor peculiaridad resida en el ensanchamiento de la pared lateral izquierda trasera, solución que le permite albergar una cama en posición transversal, pues no debemos olvidar, que se trata de un vehículo de dos metros de ancho (203 cm).

Maximizando el espacio

Accedemos al interior del Gran Canyon S y nos encontramos con una distribución con salón comedor delante y cama transversal detrás, pensada para que dos personas viajen cómodamente en ella, si bien está homologado para cuatro personas durante la marcha.  Se trata de una distribución habitual en los vehículos camper, en los que la mayor importancia reside en el aprovechamiento que se hace de todo el espacio disponible. En este caso, además, existe una penalización por el menor ancho del furgón Sprinter y sus formas menos rectilíneas.

Sin embargo, debemos decir que HymerCar ha sabido solventar ambos problemas con buena nota, gracias al uso de elementos plegables, como la mesa del comedor, la extensión de la encimera de la cocina, el uso de un lavamanos plegable en el baño o la posibilidad de abatir la cama posterior, gracias a lo que ha conseguido dotar al vehículo de un espacio habitable más que digno. También la elección de un frigorífico de 90 litros, situado en una columna vertical, al lado de la cocina pero sin llegar al techo del vehículo, aporta un buen equilibrio entre capacidad y amplitud, diferenciando adecuadamente el espacio de cocina y dormitorio.

Almacenaje

Otro de los aspectos en los que HymerCar ha realizado un buen trabajo, ha sido en el aprovechamiento de cada rincón del vehículo para conseguir lugares de almacenaje, como los arcones altos que encontramos en todo el perímetro, los cajones de gran tamaño en la cocina, o la interesante solución de almacenaje en la zona posterior del mismo, a la cual solo podremos acceder cuando la cama se encuentra abatida. La posibilidad de abrir la puerta doble posterior del vehículo nos permitirá, además, utilizar dicho espacio para cargar objetos de grandes dimensiones, cambiar las dos botellas de gas que van alojadas en dicho espacio, o simplemente acceder cómodamente al vehículo.

Pero si hay un aspecto que nos ha gustado en la Grand Canyon de HymerCar ha sido el buen gusto de su diseño interior y la calidad de sus acabados, algo a lo que HymerCar ya nos tiene acostumbrados. En este sentido nos ha parecido muy acertada la elección de la madera “Chiavenna Walnut” en el mobiliario, así como su diseño, con las esquinas redondeadas, a lo cual, se añaden detalles como su elegante combinación con otros materiales y texturas.

 

Características técnicas

Asimismo, aparte de mejorar en el aspecto estético, también lo hacen en el equipamiento, y es que este pequeño camper nos ofrece, de serie, los mismos elementos que cualquier otra autocaravana: Sistema de calefacción y agua caliente a gas “Truma Combi 4”, segunda batería de gel de 95 Ah, Panel de control LCD iNet, cama con somier de láminas abatible y colchón de espuma fría, iluminación Led en todo el vehículo, escalón de entrada eléctrico, o depósito de aguas residuales aislado.

En la cabina no faltan elementos como el Aribag de conductor y acompañante, ESP con asistente de frenada, asistente de arranque en subidas y para viento lateral, tempomat, volante multifunción con ordenador de abordo o puerta corredera derecha con asistencia eléctrica, todos ellos de origen y sin tener que recurrir a ningún pack adicional.

Conclusiones On Road

Nunca un nombre estuvo también encontrado y es que este Grand Canyon de HymerCar nos invita a viajar hasta los confines del mundo. Se trata de un vehículo compacto y muy bien organizado, en el que cada cosa tiene su lugar, de manera que no le sobra ni falta ni un centímetro, y todo ello, realizado sobre la fantástica base del Mercedes-Benz Sprinter, por el que parecen no pasar los años.

Texto: Conrado Rodríguez  ·  Fotografias: Erwin Hymer Group
  • Tipo: Camper gran volumen
  • Plazas día: 4 / noche: 2
  • Motor: Mercedes-Benz 311 CDI – 115 CV (op. 146, 143, 190)
  • Precio: A partir de 69.990 € (IEDMT no incluido) con 163 CV

  • Longitud: 5,93 m.
  • Ancho: 2,03 m.
  • Altura: 2,85 m.
  • Peso: 2.830 Kg.

¿Te ha gustado este vehículo?

Ven a descubrirlo a Autosuministros Motor

Encuéntranos

Descubre otros vehículos

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al boletín gratuito y recibe noticias de actualidad, destinos y consejos para viajar!

Además, podras descargate gratis uno de los ejemplares de On Road Magazine de nuestra biblioteca de 2016.

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente. En breve recibirás un correo de confirmación con el código que te permitirá descargar un magazine.