La Verona de Romeo y Julieta

por | Rutas temáticas, Top Destinos

Shakespeare jamás visitó Verona, esto es un hecho, pero recreó maravillosamente la historia de Romeo y Julieta con sus luchas feroces entre Capuletos y Montescos, y el amor imposible de unos jovencísimos protagonistas, cuya vida acaba trágicamente como en las grandes epopeyas. A lo largo de 2016 se celebró el 450 aniversario de la muerte del dramaturgo y, que mejor manera de conmemorar tan importante fecha, que viajando a esta ciudad italiana, que figura en el Ranking de las más románticas del mundo.

Durante nuestra velada en Verona, disfrutaremos de grandes historias y de lugares tan fantásticos como La casa de Julieta; las plazas de Bra, delle Erbe o dei Signori; su espectacular anfiteatro; y los fabulosos paisajes del lago di Garda, ya que éstos enmarcan la que es, sin duda, una de las más grandes historias de amor jamás contada.

Dónde aparcar y pernoctar

Una vez en Verona, nos dirigiremos al Área de autocaravanas de Porta Palio, situada en la Vía Gianattilio Dalla Bona s/n. Enclavada entre edificios, en una zona arbolada y muy agradable, cerca del centro, pero lo suficientemente retirada para el correcto descanso del viajero, dispone de barreras de acceso a la entrada y a la salida. (10 €/día). GPS: N 45° 26′ 04″ /  E 10° 58′ 40″

Desde el área al centro de Verona existe un pequeño camino, que nos conducirá en unos diez minutos, al centro de la población. Nada más llegar al mismo, Verona nos ofrecerá su mejor cara, esa que enamora, de calles empedradas y ese no sé qué de los italianos, que hacen de ella una ciudad única.

Verona - Área Autocaravanas: GPS: N 45° 26′ 04″ / E 10° 58′ 40″

En la casa de Julieta

Comenzaremos la visita en la casa de nuestra protagonista, Julieta, situada en al Vía Cappello, 23. La leyenda atribuyó a la misma la residencia de la Familia Capuleto, por la insignia que figura en la fachada “Del Capeli” y la fecha de construcción del palacete en el siglo XII, aunque no se sabe con certeza, si efectivamente esta es la casa de Julieta.

Nada más entrar al recinto nos sorprenderá la multitud de tarjetas con mensajes de amor escritos por los visitantes, que inundan las paredes y los pasillos de la casa. Son tantas las tarjetas con mensajes de amor, que el Ayuntamiento de Verona tiene que retirarlas dos veces al año: la primera en la víspera de San Valentín, y la segunda el 17 de septiembre, fecha del cumpleaños de Julieta.

En la obra original de Shakespeare no figura el celebré balcón, pero éste fue añadido posteriormente en las representaciones teatrales. De hecho, el balcón y la famosa ventana gótica de la supuesta casa de Julieta, fueron añadidos a la casa a principios del siglo XX, por lo que inicialmente no estaban en la casa de Verona. Bajo el balcón, en el maravilloso patio de la casa, encontraréis una estatua en bronce que representa a Julieta, obra de Nereo Costantini, aunque en la actualidad, la estatua que se encuentra en el recinto es una copia del original, ya que ésta se encuentra en proceso de restauración. Aún así, no os olvidéis de tocar el pecho derecho de Julieta, si queréis encontrar el amor verdadero.

Ya en el interior de la casa podréis disfrutar de una exposición de grabados antiguos, cuya temática principal es la historia de los amantes, así como muebles y trajes utilizados en la famosa película de Franco Zeffirelli.

La casa de Romeo

Tras abandonar la casa de Julieta, encaminaremos nuestros pasos hacia La casa Montecchi, conocida coloquialmente como la Casa de Romeo, situada en la Vía Arche Scaligere 2-4. Este hermoso edificio medieval del siglo XIII, encalado en ladrillo rojizo, es actualmente una residencia privada, por lo que no se puede visitar.

Situada en el centro de la ciudad, el lugar se articula alrededor de una serie de patios interiores, ofreciendo una imagen realmente romántica. La Casa de Romeo no es un palacio, sino una casa-castillo, con torre y muralla defensiva incluida. De hecho, la construcción se remonta a los tiempos en los que Italia estaba dividida en facciones feudales y las familias rivales eran enemigas mortales, aún viviendo en el mismo pueblo. Esto era lo que sucedía con los Capuleto y los Montesco, y por eso la casa de Romeo Montesco era tan defensiva.

Tumbas de los Scaligeri

No muy lejos de la Casa de Romeo se encuentran las Tumbas de los Scaligeri, obra maestra del gótico italiano, situadas en la Vía Arche Scaligere, 3, concretamente a las puertas de la Iglesia de Santa María Antica. En la parte superior del mausoleo encontramos a los miembros principales de la señoría que detentó el poder en Verona entre el siglo XIII y XIV: Cangrade, Mastino II y Cansignorio.

Se trata de un cementerio protegido por una bonita puerta de hierro, decorada con el escudo de armas de la familia Scala, los señores de Verona durante la Edad Media. Como tales, sus tumbas se han convertido en todo un reclamo, y en una verdadera obra de arte, visible sobre todo en los doseles que cubren cada una de las tumbas. Cada monumento termina con la estatua de quien descansa en ella y, la más hermosa de todas, es la correspondiente a Cansignorio, construida en 1375 por Campione.

Antiguas murallas de Verona

Otra de las paradas imperdibles en esta Ruta de Romeo y Julieta es la visita a las antiguas murallas medievales que rodean la ciudad Scaligera, construidas en la edad de las ciudades-estado italianas, bajo la sangrienta tiranía de Ezzelino Romano. A lo largo de las mismas se pueden ver las Puertas del Bra, entrada principal en el período en el que se cree vivieron Romeo y Julieta. Junto a estas antiguas entradas podréis visitar un busto de William Shakespeare y una placa que cita los versos de Romeo mientras estaba exiliado.

Tumba de Julieta, Monasterio de San Francesco in Corso

Finalizamos nuestra ruta en la tumba de Julieta, situada en el interior del Monasterio de San Francesco in Corso, Vía del Pontiere, 30. Este Monasterio es el único que estaba fuera de las murallas en el momento en el que la tragedia tuvo lugar, por lo que es el único al que Romeo pudo tener acceso desde el exilio.

El Monasterio fue construido en el año 1230 y fue aquí donde tuvo lugar el trágico desenlace del drama de los amantes de Verona. Es también aquí, en una celda dentro de una pequeña cripta, oscura y evocadora, donde descansa un vacío sarcófago de mármol rojo, conocido como la Tumba de Julieta.

Las emociones y vivencias vividas en la Verona de Romeo y Julieta llegan a su fin, por lo que disfrutad de la noche, brindad por el amor, y dejaros acariciar por la suave brisa de esta ciudad milenaria.

Texto: Loli Beltrán  ·  Fotografias: On Road Magazine

¿Quieres tener este reportaje?

Descarga el Magazine 51

¿Tienes más ganas de seguir viajando? Descubre todos nuestros destinos

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al boletín gratuito y recibe noticias de actualidad, destinos y consejos para viajar!

Además, podras descargate gratis uno de los ejemplares de On Road Magazine de nuestra biblioteca de 2016.

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente. En breve recibirás un correo de confirmación con el código que te permitirá descargar un magazine.